Tirada de diplomacia: Gonzalo Rubio

8.8.14

Tirada de diplomacia: Gonzalo Rubio


Es un gusto cerrar esta semana con una entrevista a una figura destacada dentro de una de las comunidades roleras más activas de sudamérica. Se trata de Gonzalo Rubio, alias Krinnen, que de forma muy amable accedió a conversar un rato con nosotros y contarnos un poco sobre su historia en el hobby, así como sobre la historia de Sierpes del Sur, el club de rol detrás de eventos como Rosario Juega Indie, Back to the Dungeon, varios Chori-Rol y, desde ya, Rosario Juega Rol. Así que, sin más preámbulos, pasamos a la entrevista con Gonzalo.


Muchas gracias por darnos esta entrevista. Como una de las caras visibles de la comunidad rolera rosarina es un gusto compartir este espacio con vos. Nos gustaría empezar por conocerte un poco como jugador de juegos de rol. ¿Qué juegos solés usar, y por qué?

¡Buen día! Antes que nada, gracias a ustedes por brindarme -y brindarle a Sierpes- este espacio de charla. Como jugador de rol, soy mayormente director de juego, desde mis primeros pasos en el hobby allá por 1998 hasta hoy. Pasé por varios juegos, MERP, Rolemaster, GURPS, algún que otro homebrew, hasta hallar hace ya más de cuatro años mi juego de cabecera, Burning Wheel. Este juego engloba muchas características que hacen a mi estilo de juego, desde el género medieval low fantasy; el foco en los personajes, sus deseos y necesidades, y su interacción, tanto entre sí, como con el mundo que los rodea; la posibilidad que da mediante sus herramientas de jugar en modo sandbox e ir creando y descubriendo junto a los jugadores la ambientación. Finalmente, me satisface el nivel de detalle del sistema, la profundidad de los subsistemas, que sin embargo, no dejan de lado en ningún momento su enfoque en la historia y los personajes.


Así como cada rolero puede trazar su historia, también lo puede hacer un club de rol. Sierpes del Sur ya es un hito que supera su escena local y logró un alcance nacional. ¿Podrías comentarnos cómo surgió este club, y compartir su historia con nosotros?

Sierpes del Sur nace en 2004, durante la organización del D&D Game Day que festejaba el 30 aniversario del juego, originalmente compuesto por Pablo Doba y Lucas Leiva, que ya no participa del hobby (hasta donde sé, al menos). Desde ese evento en adelante, se organizan numerosos eventos de diversa envergadura, desde los de decenas de personas, hasta los de cientos de personas. Alrededor de 2007 se crea el foro en internet, RosarioRol, que sirve como nexo comunicativo de la comunidad, que crece año a año.
Se crean los chori-roles, reuniones sociales donde rara vez se juega rol, pero que sirven para conocerse desde otro lugar, no desde la mesa de juego.
A finales de 2009, se amplía la organización y se comienza a trabajar en lo que será Rosario Juega Rol, nuestro evento insignia, que tendrá su primera entrega a mediados del 2010, y que oficiará de disparador para la siguiente etapa de Sierpes, la del club, de los eventos temáticos, y todas las cosas que vivimos hoy en día.

Desde Buenos Aires durante los últimos años tuvimos que mirar hacia la ciudad más grande de Santa Fe con una sana envidia, viendo cómo el club Sierpes del Sur se situaba a la vanguardia de la escena rolera argentina, tanto por la aceptación que ciertos juegos indie tuvieron entre sus miembros, así como por su excelente organización de eventos como Rosario Juega Rol. ¿Cómo te parece que brotó todo este avance? ¿Por qué en Rosario?

Bueno, no parece apropiado igualar avance con jugar juegos indie; parece estar a un paso de decir que “los otros están jugando mal”. Más bien en nuestro grupo se dio la masa crítica de gente interesada en ese tipo de juegos, como para que investigar, leer y probarlos en mesa se vuelva una actividad habitual. Lo que sí es cierto, es que este interés nos impulsó a organizar eventos temáticos dedicados a este tipo de juegos, lo cual a su vez probablemente le permitió a más roleros rosarinos conocerlos y jugarlos.
Ahora bien, respondiendo la pregunta: alrededor de la época donde comenzamos con Rosario Juega Rol, se cristalizó en el corazón de Sierpes un grupo organizativo que alcanzó un alto grado de sinergia, con empuje y deseos de hacer cosas. En otras palabras, se juntó gente que pensaba parecido y quería trabajar.
La primer entrega de RJR, en el año 2010, fue para nosotros un éxito rotundo como prueba piloto; superó nuestras expectativas y nos demostró que se podía hacer un evento de ese tipo, de un fin de semana completo de juegos de rol y demás actividades, saliendo un poco de la fórmula tradicional.
Ese primer RJR fue un catalizador del interés local por organizarse. Apenas unos meses después, fundamos nuestro club en el CentroCultural La Toma, club que sigue funcionando al día de hoy, y que sigue sirviendo para vernos las caras, difundir nuestro hobby y atraer gente nueva. En el club, organizamos mini eventos temáticos, que ya se volvieron una tradición, Rosario Juega Indie, dedicado a juegos independientes o “de autor”, y Back to the Dungeon, dedicado al dungeon crawling y la experiencia Old School.


En eventos como Back to theDungeon vimos convivir juegos old-school y tradicionales desde el punto de vista del diseño con otras opciones más atrevidas y modernas. Lo que en muchas oportunidades se vio como una batalla por la definición de lo que hace a un “buen juego de rol” parece haber quedado un poco de lado, tal vez superado. ¿Qué reflexión te merece esta convivencia?

Me parece parte de la maduración que han tenido tanto el hobby como los jugadores. Al igual que en otros lados, en Sierpes también tuvimos batallas encarnizadas de D&D vs Vampiro, Mainstream vs Indie, Old School vs todo lo que sea de 1990 en adelante, System Does Matter vs “Roleamos sin tirar un solo dado”, entre otros, y estas batallas llevaron inevitablemente a un mejor entendimiento de todos los puntos de vista, y a una mejor convivencia. El club en la Toma, la interpolación que se dio ahí y, sobre todo, vernos las caras seguido, sin duda ayudaron a vivir y dejar vivir. Es muy simpático ver cómo se juega Vampiro en una mesa, D&D 3.5 en otra, Burning Wheel en la de más allá y Dresden Files en esa otra.


Sin duda toda la comunidad argentina está a la expectativa de una nueva emisión de Rosario Juega Rol para el 2014. ¿Qué comentarios podés hacer al respecto? ¿Tienen en mente algo nuevo, o van a repetir una fórmula que ya se sabe exitosa?

Hace ya unos años que los abuelos de Sierpes nos preocupamos por cómo pasar la antorcha a nuevas generaciones. A los más viejos, las obligaciones y responsabilidades propias de la vida no hacían cada vez más ardua la tarea de organizar el club y sus eventos. Por este motivo, fuimos paulatinamente transfiriendo todo el know how adquirido en estos años. En Rosario Juega Rol 2013, por ejemplo, muchas de las tareas organizativas fueron dadas los más jóvenes, que supieron ponerse la responsabilidad al hombro y laburar de maravilla.
Es más, desde hace un par de entregas, son los pibes los que organizan Back to the Dungeon y Rosario Juega Indie, y este año finalmente, la mayoría de los dinosaurios pasamos la posta, y serán los pibes los que se encarguen de ofrecerles Rosario Juega Rol. Por este motivo, ni sé mucho, ni es mi lugar ventilar detalles sobre el evento, pero sí puedo decir que:

a) Este año Rosario Juega Rol una vez más... en Octubre. Marquen sus calendarios.

b) Sangre nueva, ideas nuevas. ¡Todas esas cosas que los reaccionarios que estaban antes no les dejaban hacer, las van a hacer!

c) Cada año RJR sale mejor. Y el 2014 no va a ser la excepción. RJR14 va a ser el mejor, lejos.

0 comentarios :

Publicar un comentario