Cuentacuentos: ¡Vieja loca!

22.10.14

Cuentacuentos: ¡Vieja loca!


La vieja Samantha, con el cuchillo en la mano y su expresión idiota de siempre, toda manchada de sangre. La chica muerta estaba al lado, en una posición absurda, como de L. ¡Vieja loca! Milford era el hogar de nuestra hermandad desde que la formamos, y estábamos tan bien como pueden estarlo un puñado de brujas que viven de incógnito, pero bastó que la cabeza de Samantha terminara de trastornarse para arruinarlo todo. ¡Estúpida!

La llevé a nuestra casa escondite tan rápido como pude y la dejé en el baño del sótano. En el camino le pregunté algunas cosas: no me aclaró nada, pero para revelarme la linda noticia de que había matado a otras tres chicas sí estuvo lúcida. Que lea el futuro en el agua del inodoro, mientras resolvemos todo esto.

Todas escucharon el llamado: las más jóvenes llegaron primero, y luego Constance, un poco pálida. "¿Dónde está, Mackenzie?" "En el baño, cantando algo raro. Traté de hablar con ella, pero está loquísima." Phoebbe, Maria y Prue se veían contentas, debieron pensar que algunos asesinatos le darían emoción a este pueblo en medio del desierto. Cuando estas cosas pasan me doy cuenta de que estoy sola para mantener todo a flote.

Pero con Constance sí puedo contar, o debería decirlo al revés, porque ella sigue siendo la líder de la hermandad. Y debíamos averiguar qué estaba pasando con Samantha y cómo librarnos de la policía. Constance se quedaría para buscar información, pero yo tenía un plan: tomé a Phoebbe y salimos del pueblo, hacia el desierto: sólo en su silencio se pueden captar mejor las señales que vienen de arriba. Trazamos con tiza un gran círculo y marqué un punto, el de la estrella que estaba llamando. Este ritual era peligroso, pero si queríamos sacarle algo a la vieja loca era nuestra mejor opción. Encendí la radio, me puse una máscara de cotillón de alienígena y empecé a dictarle números a Phoebbe, quien los transformó en una coreografía dentro del círculo marcado (sí, la máscara es necesaria). Lo que estaba haciendo era invocar una estrella de cordura para que actuara sobre el pueblo entero: si tenía suerte, así Samantha podría darnos algún dato útil. El ruido blanco de la radio, perfecto, musicalizaba la danza de Phoebbe, y yo cada tanto elevaba la vista y sentía que los de arriba nos miraban y que el cielo caía poco a poco encima nuestro. A los pocos minutos todo había terminado, pero tendríamos que esperar al día siguiente para ver los resultados.


Cuando volvimos, Constance estaba con varios libros sobre la mesa: "Fuimos a buscar información al lugar donde estaban las chicas, y noté que los cadáveres fueron colocados para marcar los 4 vértices de un cuadrado que contendría Milford entero. También encontré unos pocitos cerca de donde habían estado los cuerpos, donde probablemente estuviera la mano del cadáver con una ramita de ortiga. Estoy tratando de averiguar qué tipo de ritual podría estar intentando Samantha." La acompañé revisando algunos libros de brujería, pero al rato sonó la puerta. "Mackenzie, es alguien de la policía, ¿qué hacemos?" Susurró Prue desde la escalera. Los problemas del mundo real siempre interrumpen las cosas de brujas, parece una constante.

Me alisé el vestido un poco, me miré un instante al espejo y ya estaba lista para abrir la puerta. No era tan solo un policía, sino alguien de las ligas mayores, del FBI o algo así. Milton Levine, como se presentó, nos hizo algunas preguntas sobre los asesinatos y sobre Samantha. Estoy segura de no haber dejado ningún cabo suelto en las respuestas, pero a veces ni una bruja puede engañar a esos tipos. Luego de anotar en su libretita algunas cosas, Milton se levantó, dispuesto a irse. No pude encontrar nada en su expresión que me indicara si teníamos que tomar nuestras escobas y volar de allí lo antes posible (ja), y no hay nada que odie más que a esas personas que no se dejan leer. Lo último que dijo fue que se contactaría de vuelta en el futuro con nosotras. Si todo lo demás fallaba, tendría que seducirlo y embrujarlo, y la verdad es que con lo bueno que estaba no le haría asco al deber.

Varias horas después, Constance me contaba en privado que Samantha parecía haber iniciado un ritual para crear un vínculo entre el pueblo y otro mundo. Sin embargo, para terminarlo, debía sacrificar una bruja en el centro del rectángulo imaginario: "Por eso te cuento esto únicamente a vos, y las demás no deben enterarse. No queremos que nadie entre en pánico." Pero también estaba el tema de la ortiga, que solían usar unas brujas de una ciudad cercana con las que no nos llevamos bien: "Deberíamos esperar a ver si el ritual surtió efecto en Samantha, interrogarla y luego viajar a visitar a nuestras colegas." Tal vez Samantha era inocente después de todo, y alguien más había estado manipulándola.

Bajamos las escaleras y observamos un rato a las chicas jugar a las cartas, mientras esperábamos a que pasara la medianoche.
_____________________________________________________

Lo que están leyendo es un recorte y adaptación literaria (apa) del primer playtesting que llevé a cabo de un juego que estoy diseñando, sobre aquelarres de brujas en el mundo moderno. Lo que tenía antes de la sesión (que fueron 2 horas como mucho) no era nada muy estructurado: algunas ideas vagas para las reglas, un escenario que inventé en media hora y un concepto de cómo me imaginaba que debía ser el juego.

Hay algo de la tercera temporada de esta serie en mi proyecto, sí
La sesión fue rara: como playtesting, noté que varias reglas requerían ser más trabajadas, y que en términos generales hacía falta dar más procedimientos y herramientas al GM, dado que la sesión se había sentido muy freeform. Ahora, como experiencia, debo decir que fue una sesión muy productiva porque fue mi primer contacto con (algo parecido al) "freeform" (básicamente, jugar rol con el mínimo posible de reglas). Por momentos me sentí muy "en bolas", sin saber qué hacer a continuación, pero en general pude improvisar bien, crear un estilo interesante para la sesión, y arbitrar conflictos de una manera efectiva. Estoy revisando algunas cosas que opinaba anteriormente del freeform, y a nivel diseño quiero acercarme a cómo se sintió esta sesión, ofrecer al GM y los jugadores herramientas diversas para jugar rol, en lugar de una estructura de reglas que se debe seguir en bloque. Pero bueno, pueden esperar en las próximas semanas algún post en Editorial Rúnica comentando el proyecto y más en detalle el playtesting.

¡Nos vemos el lunes con una reseña!

4 comentarios :

Publicar un comentario