Tirada de Diplomacia: Patricio González

16.1.15

Tirada de Diplomacia: Patricio González


¡Saludos Rúnicos para todos ustedes! Hoy les ofrecemos una entrevista a un pionero rolero de Argentina: Patricio González.


1) Gracias por darnos una entrevista. Nos gustaría que nos contaras un poco más de vos y tu relación con el rol. ¿Cómo empezaste a jugar y cómo fueron evolucionando tus hábitos de juego?


Gracias a ustedes por la invitación. Bueno, tengo 34, soy bajista y músico en general y tengo la suerte de vivir de esto, aunque llevó su tiempo. Actualmente divido mi tiempo entre mi trabajo y proyectos musicales relacionados, mi mujer, mis dos gatos, amigos y los juegos de rol, que son la otra pata importante en mi vida.

Empecé a jugar rol en 1994 cuando cursaba primer año del secundario. Había muchos compañeros nuevos y a través de uno de ellos conocí a otros amigos. Un día me invitaron a jugar un juego de rol. Era La Llamada de Cthulhu. Todavía recuerdo mi sorpresa al entender que podía hacer y tomar cualquier decisión dentro del juego, libremente. Eso sencillamente me voló la cabeza y es lo que hasta el día de hoy más me atrapa de estos juegos. La siguiente vez que jugué con el grupo fue una aventura de AD&D. Con el tiempo sentí las restricciones de D&D en comparación con el sistema BRP de La Llamada. Creo que haber empezado con un juego que no sea D&D, en esa época, me libró de muchos vicios y mañas ligados a ese juego, como másters omnipotentes, combates tácticos con grillas y demás. De todas maneras con los años terminé de entender la lógica detrás de D&D y a encontrarle el gusto. Al día de hoy, AD&D es la edición que más me gustó, aunque D&D Next viene bien, tal vez porque se siente mucho más cercana a BRP.

Basic RolePlaying

El primer juego que compré y dirigí fue Stormbringer, la edición de JOC de tapa verde. A través de ese juego aprendí a masterear y conocí la obra de Michael Moorcock que, aparte de gustarme me llevó a explorar teorías filosóficas y espirituales orientales, similares a la dualidad Caos-Ley presente en sus libros. Posteriormente fui cambiando las sucesivas ediciones de juegos en ese mundo. Es la ambientación en la que más conocimiento tengo.

Mi edad de oro del rol fue entre el 94 y el 2002 aproximadamente. Jugué casi todos los juegos que se conseguían en esa época, aunque nunca entré en la movida de World of Darkness. Pasé por juegos como Rolemaster, Toon, Shadowrun, Pendragon, Aquelarre, Nephilim, Runquest, James Bond, Ars Magica, Star Wars d6 y varios más. Luego de ese período, el grupo tomo caminos e intereses distintos y tuve un gran bache de rol hasta hace un par de años. En el medio estuve metido en la parte creativa para poder mantenerme en contacto de alguna manera.



2) Sos el primer argentino en publicar un juego de rol con ISBN en el país: el mítico Diezlados. ¿Cómo fue el proceso de desarrollo y publicación del juego para vos?


No venía jugando y tenía la necesidad de mantenerme en contacto con el hobby de alguna manera. Un buen día, delirando mentalmente sobre sistemas y mecánicas, me surgió la idea de los esfuerzos, o sea, que los jugadores decidan cuánto piensan arriesgarse en una tarea para hacerla mejor, a cambio de poder quedar en ridículo o sufrir de alguna manera. De ahí comenzó una cruzada contra mí mismo: lograr cierta constancia y que el proyecto avance. En el medio de todo eso investigaba sobre juegos locales y para mi sorpresa no parecía haber casi nada, aunque sea medianamente profesional (o como producto terminado mejor dicho). Lo que más encontré eran unas referencias a Espada y Brujería, juego en el cual nunca pude posar mis ojos. Esta situación me dio fuerzas y me animó a seguir adelante, ahora con el agregado de romper la barrera del respeto a las publicaciones extranjeras, o al acá no se puede, o cualquiera de los contratiempos que estamos habituados los argentinos, y de poder motivar a otros a que se animen.


El proceso fue arduo. En el camino algunas personas se acercaron y se fueron, principalmente por falta de tiempo o compromiso. Al final, con mucho empeño llegué a cerrar el juego en unas 192 páginas (o por ahí), con ilustraciones de un amigo y algunas imágenes retocadas. Imprimí una pequeña tirada de 50 ejemplares que se terminaron de vender en 2014. La mayoría se vendieron en Argentina, pero llegué a vender algunos ejemplares a Uruguay, España y casi uno a México y Chile.

Creo que el trabajo fue un largo aprendizaje sobre qué cosas hacer y qué no, un aprendizaje forzado sobre la escritura y un conocimiento de mí mismo. Estoy muy satisfecho con el trabajo hecho y con llevarlo desde un par de anotaciones en un word a un libro publicado con ISBN y toda la parafernalia.

Actualmente lo pueden descargar de forma gratuita en: http://www.editorialenio.com.ar/p/diezlados.html



3) Yendo un poco más hacia el presente, ¿qué estás jugando, qué te gustaría jugar, y cuáles son tus juegos favoritos?

Actualmente estoy con un grupo de jugadores de gente muy copada. Venimos probando varios juegos durante entre 4 a 10 sesiones. Entre ellos jugamos a Numenera, D&D Next, un mashup de Diezlados con Nephilim, Relatos (otro sistema mío, de carácter narrativo) y revisitamos un par de clásicos como Rolemaster y nWoD. Me gustaría jugar un par de juegos que me parecen interesantes: Tenra Bansho Zero, Eclipse Phase, Dogs in the Vineyars, otras oportunidades a Fate, y Swords without Master. Ah y a Marvel Heroic Roleplaying.

Lo de los juegos favoritos es complicado... hay muchas cosas en el medio, ambientaciones favoritas, mecánicas favoritas y estilos de juego favoritos. Me gustan las ambientaciones de Elric (y sus derivados como Corum o Hawkmoon), Shadowrun, Darksun y las de terror lovecraftiano. A nivel mecánicas y estilos me gusta mucho BRP, y recomiendo leer las últimas adaptaciones de ese sistema. Me gustan juegos cuyas reglas no interfieran mucho, o bien juegos en los que las reglas sean importantes para generar determinada dinámica de juego pero que no sean densas o complejas (¡hola BW!). Desde el punto de vista de máster me gusta que las reglas las pueda tener todas en la cabeza y que tenga que recurrir al manual la menor cantidad de veces. Eso genera baches y me llena de ansiedad.

Elric de Melniboné

4) También, ligeramente conectado con la pregunta anterior, ¿qué te parece que hace falta, como diseñador de juegos, en el mundo de los juegos de rol?


Creo que a nivel mundial estamos en la segunda mitad de un proceso de cambio, de experimentación y de búsqueda que comenzó con la movida indie. Creo que aún falta explorar y romper algo más esos límites para luego revisitar antiguos juegos y conciliar las mejores cosas de ambos mundos. Creo que hay muchos jugadores que deberían jugar juegos clásicos lo suficiente para captar esas cosas copadas y no desestimarlas de antemano. Yo también tengo que jugar aún varios juegos novedosos, aunque me limita hoy en día la complejidad y extensión de los mismos y mi falta de tiempo para invertir en ello.

Hablando con amigos sobre el tema, creo que falta extender las reglas a la tarea del master y a la constucción historias y el manejo de la dinámica de la mesa, o sea, los tiempos, manejor de tensiones y relajaciones, de conflicto y descanso. Eso es algo que Apocalypse World y sus derivados encararon en cierta medida. Uno de mis proyectos actuales tiene que ver con esa parte.



5) Hace unos años iniciaste un proyecto editorial: Enio, en parte inspiración para el nuestro (Rúnica). ¿Qué nos podés contar de esa experiencia? ¿Hay algún proyecto nuevo tras las bambalinas?


Enio surgió de la necesidad de contar con un lugar donde pudiera exponer los juegos que voy creando, como Relatos, los pequeños sistemas experimentales, como Imaginarium, y algunos artículos que surgen cuando tengo la cabeza llena con alguna inquietud rolera. También coincidió con el momento en que terminé de vender las copias físicas de Diezlados y mi decisión de volcarme exclusivamente a las publicaciones digitales. Básicamente es un lugar donde pueda tener todo junto.

Tengo algunos proyectos que avanzan a paso lento, pero lo hacen, como una versión nueva de Diezlados y algunas ambientaciones para Relatos en el mundo de Nephilim y una ambientación apocalíptica mía. En estos últimos días estoy muy entusiasmado con un juego para el mundo de Elric. Actualmente existe solo un juego francés llamado Mournblade que tenga vigencia en ese setting. Esto me motivó a comenzar a desarrollar todo un juego específicamente para recrear las experiencias de las novelas, y poder transmitir ese estilo a todos los que lo jueguen. Conozco muy bien el setting y las novelas de su autor, sé lo que quiero lograr y ya están las cosas en marcha. Solo queda seguir hacia adelante. ¡Estén atentos para novedades!

Ah, y gracias por la entrevista y ¡que sigan creciendo!

Editorial Enio: http://www.editorialenio.com.ar


0 comentarios :

Publicar un comentario